Navidad

Nicolas Poussin | s. XVII

Queridos todos: ¡FELIZ NAVIDAD!

La vida te desilusiona para que dejes de vivir de ilusiones y veas la realidad.
La vida te destruye todo lo superfluo, hasta que quede sólo lo importante.
La vida no te deja en paz, para que dejes de pelearte, y aceptes todo lo que Es.
La vida te retira lo que tienes, hasta que dejas de quejarte y agradeces.
La vida te envía personas conflictivas para que sanes y dejes de reflejar afuera lo que tienes adentro.
La vida deja que te caigas una y otra vez, hasta que te decides a aprender la lección.
La vida te saca del camino y te presenta encrucijadas, hasta que dejas de querer controlar y fluyes como rio.
La vida te pone enemigos en el camino, hasta que dejas de “reaccionar”.
La vida te asusta y sobresalta todas las veces que sean necesarias, hasta que pierdes el miedo y recobras tu fe.

La vida te quita el amor verdadero, no te lo concede hasta que dejas de intentar comprarlo con baratijas.
La vida se ríe de ti tantas veces, hasta que dejas de tomarte todo tan en serio y te ríes de ti mismo.
La vida te rompe y te quiebra en tantas partes como sean necesarias para que por allí penetre la luz.
La vida te enfrenta con rebeldes, hasta que dejas de tratar de controlar.
La vida te repite el mismo mensaje, incluso con gritos y bofetadas, hasta que por fin escuchas.
La vida te envía rayos y tormentas, para que despiertes.
La vida te humilla y derrota una y otra vez hasta que decides dejar morir tu ego.
La vida te niega los bienes y la grandeza hasta que dejas de querer bienes y grandeza y comienzas a servir.
La vida te corta las alas y te poda las raíces, hasta que no las necesitas, sino solo desaparecer de las formas y volar desde el Ser.
La vida te niega los milagros, hasta que comprendes que todo es un milagro.
La vida te acorta el tiempo, para que te apures en aprender a vivir.
La vida te ridiculiza hasta que te vuelves nada, hasta que te haces nadie, y así te conviertes en todo.
La vida no te da lo que tu quieres, sino lo que necesitas para crecer y evolucionar.
La vida te lastima, te hiere, te atormenta, hasta que dejas tus caprichos y berrinches y agradeces respirar.
La vida te oculta los tesoros, hasta que emprendes el viaje, hasta que sales a buscarlos.
La vida te niega a Dios, hasta que lo ves en todos y en todo.

La vida te acorta, te poda, te quita, te rompe, te desilusiona, te agrieta, te rompe … hasta que sólo en ti queda AMOR.

Berth Hellinger

¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!!

10 comentarios en “Navidad

  1. Mane dijo:

    El Hijo de Dios se hizo hombre.
    ¡ Enorme misterio el de la encarnación! Misterio central del credo cristiano. Requiere de mucha fe y liberarse de muchas falsas imágenes de Dios. En él Dios asumió la cindición humana; puso su tienda entre nosotros. Trajo la luz, la vida. Solo las tinieblas lo rechazaron.
    Sí,es contundente y demoledora la homilía

  2. Bea dijo:

    Gracias por este compendio de sabiduría que además de ser útil para nuestro crecimiento personal nos acerca más al Señor. Muy feliz Navidad para todos.

  3. Concha dijo:

    Gracias a toda la comunidad, y bendita sea la hora que conocí ésta página.
    SANTASY FELICES FIESTAS DE NAVIDAD PARA TODOS LOS QUE ANDAMOS POR ESTAS REDES…🎇🎇

  4. José dijo:

    Pocos textos me han reflejado tanto lo que me ocurre vitalmente…qué distinta la vida que Dios quiere para nosotros de la que nos fabricamos…muchas gracias por esta iluminación…Gozosa Navidad

  5. David González de León dijo:

    La vida creo que no hace nada de eso necesariamente. La vida puede ser un don a vivir en plenitud. Es evidente que hay dificultades, pero muchas dejarían de serlo en un mundo más amable y solidario. Construir un mundo mejor es el reto de todo cristiano, creo yo. Y sí, el sufrimiento existe y puede hace crecer pero a veces destruye. Se afronta mejor con amor y apoyo. No es realista pedir que todo el mundo sea excepcional por encima de las circunstancias: culpabiliza a los que no pueden, a los sencillos y pequeños.

  6. Alejandro dijo:

    Muchas gracias.
    Me reflejó muy bien.
    Una segunda lectura me hizo verlo un poco destructivo.
    La vida es dura, sí ; puede ser muy dura.
    El descanso es la Misericordia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.