Todos invitados al banquete

Farm Garden | Gustav Klimt | 1905-6

«Que se regocijen los cielos, que la tierra se llene de alegría, que el universo celebre la fiesta, el universo entero, el visible y el invisible, porque Cristo, la alegría eterna ha resucitado» (San Juan Damasceno).

Venid todos los hombres, todos los bautizados, a celebrar la fiesta de las fiestas, la fiesta de la vida, el gozo de la esperanza, la firmeza de la fe, el triunfo del amor que venció a la muerte y al pecado. Venid y sed testigos hasta los confines de la tierra de que la tiniebla se ha convertido en luz, el llanto de gozo, la muerte en vida. Venid y entre cantos de júbilo, llamad a todos los hombres que no saben, no se atreven o no quieren participar en nuestro gozo de hombres redimidos. Llamadlos, salid a los caminos porque todos están convidados al banquete de bodas y decidles que nuestra fiesta también es su fiesta.

Venid los creyentes que no creéis en Cristo y mirad al que os aguarda al final del camino para dar descanso a vuestros desvelos, a vuestras penas y fatigas y a recoger vuestros trabajos en favor de vuestros hermanos. No tengáis miedo, vosotros no lo conocéis pero Él os conoce a vosotros y os llama por vuestro nombre y quiere que participéis de nuestra fiesta que también es vuestra fiesta.

Venid todos los no creyentes, los que amáis la justicia, el amor, la fraternidad, los que respetáis y lucháis hasta dar la vida por vuestros hermanos. Venid, mirad al que os ha precedido en el don supremo del amor por los hombres. Él vos tiende la mano, os reconoce como sus hermanos y la alegría de vuestro corazón es la que mana de su nueva vida. Venid uniros a nosotros y si aún no podéis creer en el que está VIVO, participad igual de nuestra fiesta que también es vuestra fiesta.

Venid también los que sembráis la muerte, todo tipo de muerte y contemplad la obra de vuestras manos: No podéis destruir lo que Dios ha salvado y redimido en  Cristo, porque en Él toda muerte se transforma en vida y todo luto en gozo. Venid, queremos daros la mano y testimoniaros el perdón de Cristo y con él nuestro perdón. Venid, dejad vuestras armas de muerte para celebrar la fiesta  y transformaros en hombres nuevos a imagen de Cristo en el mundo en el que habéis sembrado tanta muerte en vuestros momentos de locura y tinieblas. Venid y gozad de la luz porque deseamos que nuestra fiesta sea también vuestra fiesta.

Venid vosotros, los opulentos, los que compráis y vendéis los destinos de las naciones, los que coméis y bebéis la carne y la sangre de las personas entre risas y seudofiestas. Los que destruís nuestros bosques y selvas, nuestros mares y ríos, nuestros animales, aves y fieras. Venid, participad de nuestra fiesta para saber lo que es el gozo, la sonrisa sincera, el verdor de nuestros campos y el frescor de nuestras forestas. Venid, sabed lo que vale una vida que por el triunfo de Cristo es ya vida eterna. Venid a lavar vuestras manos en el agua nueva, purificad vuestro corazón en el fuego nuevo y mirad a la vida con la luz nueva. Venid, y si hacéis esto, entrad en la sala del banquete con vuestro nuevo traje de fiesta porque deseamos que nuestra fiesta sea también vuestra fiesta.

Ven humanidad sufriente, la que tienes hambre y sed de justicia, la que vives en la ignorancia y en la marginación, la que vives esclavizada y oprimida por el dolor y el abandono. Venid todos los que sufrís cualquier tipo de esclavitud y contemplad vuestra libertad ya consumada. Alegraos con la música de la fiesta, con la danza de la esperanza, porque Cristo venció en vosotros del dolor, del pecado y de la muerte. Venid y vivid en plenitud nuestra fiesta porque esta que es vuestra fiesta.

 Ven creación sufriente: Árboles, bosques, selvas, mares y ríos, manantiales y fuentes. Venid todos los animales que pobláis la tierra, descansad de la cruel persecución a la que sois sometidos y contemplad al que en un mundo nuevo os recrea. Venid toda las flores con vuestros colores, perfumes y aromas, venid y adornad nuestra fiesta, porque también es vuestra fiesta.

Venid todos los que estáis con el Señor, los que vivís en plenitud la humanidad nueva, cantad con nosotros un cántico nuevo de esperanza y de gloria a toda la tierra: «Que se regocijen los cielos, que la tierra se llene de alegría, que el universo celebre la fiesta, el universo entero, el visible y el invisible, porque Cristo, la alegría eterna, ha resucitado».

13 comentarios en “Todos invitados al banquete

  1. Mane dijo:

    “Nuestro Señor ha escrito la promesa de la resurrección, no en los libros, sino en todas las hojas de la primavera”
    ¿No somos todos árboles del bosque florido en exuberante primavera?. Pascua Florida y Hermosa!!
    Gracias por esta bellísima reflexión.
    Feliz Pascua de Resurrección para la querida comunidad de Santa María de Sobrado. Un fraternal abrazo

  2. Beatriz dijo:

    Preciosísima !!!!
    Todos invitados a “la fiesta de las fiestas “
    …. nos visitará el Sol que nace de lo alto….. y así ha sido, Jesucristo ha cumplido su promesa y lo mejor de todo , porque está vivo , ¡ se ha quedado para siempre con nosotros!

  3. bea dijo:

    Porque Cristo, la alegría eterna, ha resucitado……
    Me conmueve que la invitación al banquete se haga a TODOS y no, a muchos.
    Gracias por esta homilia tan potentemente esperanzadora y alegre. Gracias.

  4. M. Eugenia dijo:

    Feliz Pascua de Resurrección a todos con el deseo de poder volver a visitaros pronto y tener la alegria de compartir vuestra liturgia y vuestra compañia.
    Un abrazo con mucho cariño y mis oraciones por todos vosotros.

  5. Dori dijo:

    Recibía antes los comentarios del Evangelio.
    Ahora llevo 3 ó 4 semanas que no los recibo. Recibirlos me ayuda!!!
    Muchas GRACIAS.

    • Monasterio de Sobrado dijo:

      Buenos días, Dori. Las notificaciones siguen directamente a través del sistema sin ninguna intervención nuestra.
      Te hago tres sugerencias:
      1. Que veriques el spam de tu correo; puede que las notificaciones estén yendo para el spam
      2. Añade wordpress@monasteriodesobrado.org a tus contactos
      3. Vuelve a subscribir la newsletter en nuestra página.
      Espero que el problema se solucione. Un saludo.

Responder a Beatriz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.