Las bodas de Dios

El Cantar de los Cantares | Marc Chagall | 1958

Todos conocemos la variada y pintoresca gama de figuras que de Jesús se han dado y se dan a lo largo de los siglos, desde el dulce niño hasta el guerrillero de la ultraderecha, pasando por el Nazareno, el cromo del Corazón de Jesús o el revolucionario de las izquierdas, etc. Todas estas figuras podemos situarlas en el «Mito de Pigmalión»: Creamos una imagen de Jesús, nos enamoramos de ella y la hacemos intocable, dogmática, que tanto mal hicieron y hacen a la comunidad cristiana. Lo único que hacemos con estas historias es renunciar a descubrir a la persona de Jesús que, a lo largo de la vida de un creyente, si lo deja entrar en su vida, va tomando forma en la medida en que su vida se vaya configurando con la suya. Renunciar a crear imágenes de Jesús de Nazaret supone acoger en nuestras vidas al que Dios nos da a conocer en los Evangelios.

Los milagros, prodigios y signos que hizo Jesús a lo largo de su vida pública, son gestos que apuntan a algo más profundo de lo que pueden ver nuestros ojos, de hecho es necesario leer y mirar con una mirada interior los acontecimientos que lo Evangelistas nos van desgranando  en la vida de Jesús de Nazaret. No nos basta con el conocimiento intelectual, es necesario que el hombre interior se abra a las obras y hechos de gracia, de novedad, de buena nueva y de liberación que llevan dentro de si los gestos y las acciones de Jesús. Sigue leyendo

Bautismo del Señor

Bautismo de Jesús | Ilda David’ | Catedral de Bragança (Portugal)

Siempre son difíciles de trasmitir las experiencias profundas porque difícilmente caben en las fronteras de las palabras, se escapan de los límites de los significados y por eso es necesario acudir a los símbolos y a los espacios amplios del relato para poder acoger, aunque sea de forma incompleta lo que se experimenta en lo hondo del corazón.

Para los compañeros y compañeras de Jesús contar a otros y otras lo que supuso para él su bautismo en el Jordán no fue una tarea fácil. Tenían que transmitir una vivencia honda y determinante en la vida del Maestro y para ello necesitaban poner en juego no solo toda su habilidad narrativa sino también hacer memoria de su experiencia religiosa y su camino de fe en Jesús.

Lucas, en concreto, nos presenta este momento crucial de la vida de Jesús como una experiencia vocacional, como el punto de partida desde el que se va a desplegar su vida a partir de ese momento. En la historia, narrada en pocos versículos, confluyen a la vez la experiencia íntima de Jesús con la proclamación pública de su identidad y su misión. El bautismo de Jesús expresará así su doble vinculación con Dios y con su pueblo.

Esperaban y se preguntaban en su interior. La difícil situación política, económica y social que vivía Palestina en el siglo I había despertado la esperanza en el pueblo de una intervención divina que les abriese caminos de futuro y les ofreciese un valedor ante tanta injusticia e impotencia sufrida (Mesías). La voz crítica de Juan, su modo diferente de actuar y su enfrentamiento con el poder herodiano hacía que muchos se preguntasen si él era quien traería la salvación de Dios tan anhelada. (Lc 3, 1-14). Juan, sin embargo, es consciente que su papel es otro (Lc 3, 16-17). Él inspiraba en el corazón de la gente esperanza, pero será Jesús quien les invite a cambiar su vida desde Dios (Lc 3, 18). Sigue leyendo

El fuego de Dios arde en todas las vidas

El geógrafo (det.) | Johannes Vermeer | 1669

Los hijos y las hijas llegan de lejos (Is 60,4), llegan los gentiles, coherederos, miembros de un mismo cuerpo (Ef 3,6), llegan los inesperados venidos de Oriente (Mt 2,1), llegan adoradores imprevistos, extranjeros que se arrodillan (Mt 2,11). Dios se deja conocer por los desconocidos, por la gente que no está inscrita en la lista de los invitados.

La manifestación de Dios suscita un movimiento imprevisible, no controlable, no reglamentable. Individuos que llegan de quién sabe dónde (vagamente «de oriente»), a través de caminos desconocidos (caen en Jerusalén sin que antes se hayan dejado ver, seguir, encaminar), y se van por itinerarios no obligados, no impuestos («se marcharon a su tierra por otro camino»). Los magos difícilmente podrían ser figuras más contemporáneas.

La geografía de Dios nunca se podrá enseñar en una escuela teológica. ¿Cómo arreglárselas para aprender una geografía sin confines, una geografía donde es imposible establecer quién es “cercano” y quién es “lejano”, donde las distancias quedan abolidas por un rayo de luz, por una inquietud secreta, por una nostalgia incurable, que alcanzan territorios impensables? Sigue leyendo

El pan hambriento

UNICEF MK 2015 Tomislav Georgiev

El Verbo se hizo carne y acampó entre nosotros (Jn 1,14).

¿Qué significa esto?

San Bernardo lo dice de una forma bellísima:

“…aquí hallamos misteriosamente una longitud que se acorta, una anchura que se estrecha, una altura que se rebaja, una profundidad que se rellena. Encontramos a la luz apagada, a la palabra enmudecida, al agua sedienta, al pan hambriento. Si observas bien, verás que al Poderoso lo gobiernan, al Sabio le instruyen, al Fuerte lo defienden, a Dios le dan de mamar, y eso que él alimenta a los ángeles. Escucharás el llanto de quien alienta al afligido. Si te fijas detenidamente, advertirás que la alegría se entristece, la confianza tiembla de miedo, la salvación padece, la vida muere, la fortaleza se debilita. Y todavía percibirás algo no menos maravilloso: la tristeza contagiando alegría, el pavor dando ánimo, el sufrimiento salvando, la muerte dando vida, la debilidad vigorizando.” Sigue leyendo

Año Nuevo

Virgen de la humildad | Giovanni di Paolo | hacia 1444

Comenzamos un nuevo año acompañados de los graves acontecimientos pandémicos, que conocemos y padecemos, y que, posiblemente, se van a quedar con nosotros. Ojalá no sea así y Don Quijote tenga razón: Sábete, querido Sancho, que todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas, porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca (El Quijote)

Frente a todos estos problemas, tenemos distintas maneras de ver las cosas y distinta sensibilidad: hay personas que se hunden y que contemplan la vida como un lugar en el que ya no hay capacidad de reacción, y hay personas que piensan que la vida vale la pena, y.… que, ‘a mal tiempo, buena cara’. Sigue leyendo

Una Cantata para la Navidad

Traducción al castellano

1             Coro

¡Alegraos, cantad felices! ¡Alabad este día!
¡Alabad lo que ha creado el Altísimo!
¡Abandonad el temor y las penas!
¡Cantad alegres! ¡Alabad sin fin!
Adorad al Altísimo cantándole a coro:
¡Todos adoramos tu nombre, Señor!

2             Recitativo [tenor] Sigue leyendo

La Sagrada Familia de Nazaret

Kirk Richards | Recién nacido | 2004

La fiesta de la Sagrada Familia tiene como razón el recordar cómo fue la misma y tenerla siempre presente para conformar nuestras propias familias al estilo de la de Jesús. Esta, estuvo llena de dolores y misterios y fue de muy corta duración. No viene descrita, como tal, en el Nuevo Testamento pero hay sucesos que hablan por si mismos, de los que solo voy a dar el enunciado: La Anunciación, el pobre nacimiento, la desconcertante visita de los pastores, los ángeles y los magos. La peligrosa huida a Egipto, el susto del niño perdido, la muerte temprana del padre y la terrible muerte del hijo. De María apenas se habla después. Y no se recoge en los evangelios ni una sola palabra de José.

Pero lo importante y lo que es ejemplar es la personalidad y el comportamiento de los tres personajes. Fe inquebrantable en Dios y sus planes bien extraños. Experiencia de amor fuerte en los tres, a lo largo de su vida en común. Confianza en la misericordia de Dios, y acogida plena de su plan de salvación. No hay muchos detalles, pero lo que se obtiene de las narraciones evangélicas, sobre el tema familiar de Jesús es paz, amor, armonía, y RESPETO con mayúscula. Los tres son personas profundamente religiosas y esa religiosidad es imbuida en el niño desde su nacimiento y su larga vida en el hogar familiar. 30 años, nada menos.
Sigue leyendo

Natividad

Rémi escuchando el mar (det.) | Fotografía de Édouard Boubat | 1995

El misterio de la Navidad es por excelencia un misterio de contemplación, de oración y de interioridad. Dios es principalmente un niño, y un niño no amenaza a nadie. Es sólo vida, inocencia y ternura. Más que ayudar a otros, necesita ser ayudado y acogido. Si imagináramos a Dios así, no tendríamos nada que temer, y nos llenaríamos de confianza.

Y, por si fuera poco, el niño Dios nos recuerda lo que somos en la profundidad de nuestro ser: un eterno niño. Crecemos y envejecemos, pero guardamos en el sancta sanctorum de nuestro corazón la criatura que nunca dejamos de ser. El niño representa la creencia de que es posible un mundo diferente, de inocencia, de mirada sin malicia y de pura alegría de vivir. ¿Podríamos vivir sin ese sueño? Sigue leyendo

¡Felices Navidades!

A COMUNIDADE DE MONXES DE SOBRADO
DESÉXACHE FELICES FESTAS DE NADAL
LA COMUNIDAD DE MONJES DE SOBRADO
TE DESEA FELICES FIESTAS DE NAVIDAD

 

Imagen: Detalle de una escena de Navidad en Inicial D: San Jerónimo con escenas de la vida de Cristo en la Biblia de la Abadía, Italia (probablemente Bolonia), alrededor de 1250-1262.

O Emmanuel

O Emmanuel, Rex et legifer noster,
exspectatio gentium et Salvator earum:
veni ad salvandum nos, Domine Deus noster. Sigue leyendo